martes, 3 de febrero de 2015

Análisis al discurso pro-muerte del gobierno de Bachelet cuando defiende el aborto


... 
Estimados lectores: 

propongo aquí comentarios que resultan de un análisis del discurso pro-muerte del gobierno de Bachelet. Mis comentarios en azul, y en texto negro está lo que se cita de ella o que ella mismo habría dicho.

Presidenta Bachelet al firmar Proyecto de Ley que despenaliza la interrupción del embarazo: “El Estado debe entregar alternativas fundadas en los derechos de las mujeres, en su dignidad y en razones de protección de su vida”

Si el estado pretende entregar alternativas fundadas en los derechos de las mujeres, que indique cuáles son todas aquellos que existen y que no necesariamente impliquen la muerte de seres humanos inocentes. No olvidemos que el derecho a la vida está plasmado en el artículo 3.° de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en donde se dice que "Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona". Esto al parecer la Sra. Bachelet y su grupito pro-muerte olvidan o se desentienden, lo que es un signo de corrupción espiritual y una crisis de valores evidente. En este sentido, el problema de Bachelet está en el sentido de vida que para todos nosotros constituye una cuestión filosófica clave en relación al objetivo y significado de la vida, o al hecho de la existencia en general. 


Creo que para Bachelet una pregunta como ¿Por qué estamos aquí?, podría ayudarle a entender el porqué vienen los niños a través de un embarazo y no de la nada, y cuál es el sentido de todo esto. 


Me pregunto qué concepto tiene la Sra.Bachelet de lo que es la vida. ¿Qué es la vida para Ud. Sra. Bachelet? 

¿Cuál cree que es el significado de que exista vida, entre otros para Uds. mismos, o les es indiferente existir o no les parece algo importante de preguntarse?


Estas son preguntas del ámbito filosófico, científico, psicológico y teológico que a lo largo de la historia se han hecho diferentes civilizaciones y que son la base de la sociedad en sí, pues sino viviríamos en una selva y ley de la selva eterna, en un caos. Hay ciertas cosas que permiten que vivamos en una civilización, y entre esas está el acuerdo de no agredirse mutuamente, en especial el no agredirse físicamente, osea, el no matar a otros aunque se parte por el no dañar el cuerpo de otros. Pero la Sra. Bachelet rompe con el paradigma del respeto humano, plantea y firma de la nada la autorización para matar a seres humanos inocentes, como su fuese algo que la gente siquiera pudiese concebir como algo normal y sin consecuencias o implicancias humanas. Lo que ella propone se relaciona con volver a la selva (aunque en el sentido que le damos los chilenos en relación a un ambiente de caos), y no entiende que el sentido de toda nuestra cultura tiene un fin práctico, a saber, permitir la vida, permitir su surgimiento, permitir la existencia humana, esto por encima de los planteamientos políticos, como los de ella. Si no hubieran acuerdos, nuestra civilización no serviría para nada, o me equivoco?

La escencia de cada vida humana no está solo en el hecho de que son una  imagen de DIOS y de la creación y de lo trascendente, sino que desde esa escencia viene el misterio mismo, el que uno más uno son más que dos, que viene alguien a compartir en el mundo para hacer de este mundo uno con más sentido, con más vida, con más amor y hermandad, a saber, que viene un nuevo hermano, un nuevo hijo de todos, un nuevo compañero, una nueva persona. Eso es lo que hay y lo que esperamos de manera natural en cada ser que viene en el vientre materno de cualquier mujer, un ser humano. Como puede Bachelet olvidar este principio de vida?


Volviendo al sentido de las normas básicas de respeto en la sociedad, algún acuerdo debe de haber siempre entre nosotros en sociedad, y no por nada hay normas internacionales en cuyos organismos incluso trabajó la Sra.Bachelet. Qué le pasó? Le vino una amnesia?


Una cosa es que ella pueda plantear posturas distintas a los de la mayoría en Chile y uno puede pensar distinto y eso se respeta, pero todo tiene un límite, y el límite se da cuando la vida está en peligro y justamente ella ha promovido y firmado una ley que permite la muerte consentida de seres indefensos, y peor aún, inocentes. Nótese que eso se define como un asesinato, o una invitación a asesinar.

Respecto al tema de la vida, ha habido un gran número de propuestas de respuestas a estas preguntas vitales desde distintas perspectivas así como cosmovisiones, aspectos culturales e ideológicos de cada civilización, pero como principio general siempre se ha protegido la vida (como no habría de ser así?) y el eliminar seres humanos se entiende como un acto criminal, osea, la Sra.Bachelet invita a cometer crímenes, osea atentados contra la vida de seres, y peor aún, contra la vida de seres indefensos.

Lo que ella hace es un acto de cobardía enorme. Es penoso que una presidenta, una mandataria, la máxima autoridad de un país haga una propuesta de ley tan desafortunada. Aunque uno entiende perfectamente el dolor y la preocupación tanto de las madres embaradas en circunstancias de riesgos y de sus familias y amigos, la ley que Bachelet intenta imponer no solo no soluciona el tema, sino que lo usa con otros fines, osea lo propone para ayudar a mujeres en riesgo pero en realidad olvida completamente que desde hace años e incluso décadas existen organizaciones que ayudan a todas estas mujeres y familias en riesgo, y que son estas fundaciones y organismos los que están sin financiamiento y apoyo adecuado de los gobiernos, pues de ser así, el problema sería mucho menor y existirían pocos casos como los que han llevado siquiera a plantear la necesidad del aborto. Eso no quita ni pone que muchas mujeres se sigan realizando abortos producto a que no desean seguir sus embarazos por razones sociales, económicas, familiares, laborales, etc etc, pero allí jamás ha estado la mujer en riesgo físico alguno, sino que es el feto, la criatura que viene en camino, la que está en riesgo. En este sentido Bachelet tampoco se pronuncia, y hace vista gorda a un problema que tiene que ver exactamente con lo que ella pretende, la muerte de seres inocentes e indefensos. Qué haremos con los abortos ilegales en Chile Sra. Bachelet? No es acaso su plan de despenalización del aborto una excusa para permitir que los abortos ilegales se sigan practicando, aquellos en donde la mujer nunca ha estado en riesgo pero que se arriesga ella misma y su integridad al asistir a sesiones de aborto? De ello, Bachelet y su comitiva no se pronuncian en nada. Dudoso silencio.

La iniciativa elimina la sanción penal ante tres causales extremas: riesgo vital de la madre; embrión o feto incompatible con la vida extrauterina; o cuando el embarazo sea resultado de una violación. La Mandataria enfatizó que ante estos casos “no podemos obligar a las mujeres que carguen solas con las pesadas consecuencias de no poder decidir por causa de una ley, porque atropellamos su dignidad, prolongamos sus sufrimientos y arriesgamos su vida”.

Lo que la mandataria olvida, es que su supuesto de intervenir la vida de una criatura concebida producto de una violación, es una violación adicional a la vida, porque la mata. Lo que aquí ocurre es que a un crímen realizado por una persona, ahora agrega otro crímen: esto es, una cadena de crímenes. Y cuando ella dice "que no podemos obligar a que las mujeres carguen solas con las pesadas consecuencias", porqué no menciona otras alternativas (por ejemplo lo que hace la fundación Chile Unido o la fundación San José) que hoy en día se les da a estas mujeres afectadas y que en ningún caso implica matar a seres inocentes? Incluso en los casos en los cuales la adopción es posible, las mujeres con el tiempo pueden tener el derecho o al menos la posibilidad de poder volver a ver a los niños, y al menos saben que están vivos, sabrán que son madres y que hay una criatura en el mundo que les debe la vida.

Pero no, la Sra. Bachelet se excusa en el atropello de la dignidad de una mujer para cometer otro atropello aún peor, el asesinato de seres indefensos e inocentes. Osea, a algo horrible, ella lo acompaña de algo aún peor, la muerte misma. Quién entiende está lógica? Acaso no es una lógica de la muerte? Y nótese que la presidenta menciona que a la mujer atropellada en su dignidad actualmente le "prolongamos sus sufrimientos y arriesgamos su vida”. Pero paradojicamente, la solución que ella plantea es aún peor, hacer sufrir a una criatura humana en gestación y peor aún, no solo arriesgarla sino buscar asesinarla, lo que es un crimen a la humanidad. Qué tiene en el alma y en la cabeza esta presidenta? Qué es lo que no entendió de la palabra "no matarás"? Creo que ella necesita urgente retirarse por un tiempo del cargo, pues pone en peligro a los chilenos y de paso a todas las criaturas inocentes de este país.

En una ceremonia realizada en el Patio de Las Camelias del Palacio de La Moneda, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto a los ministras del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual; y de Salud, Carmen Castillo; y el ministro de Justicia, José Antonio Gómez, firmó esta mañana el Proyecto de Ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres casos específicos: riesgo vital presente o futuro de la madre; cuando el embrión o feto padezca una alteración estructural congénita o genética incompatible con la vida extrauterina; cuando el embarazo que sea resultado de una violación. Para este último punto se establece un plazo máximo de 12 semanas de gestación, las cuales se extienden a 18 en el caso de menores de 14 años. 

Nótese que se menciona como causa para cometer un asesinato (llamado aborto) que el "embrión o feto padezca una alteración estructural congénita o genética incompatible con la vida extrauterina". Cuántos casos han sido clasificados así y finalmente han nacido y son seres humanos normales o casi-normales? No tiene sentido lo que pretende Bachelet porque generaliza un tema que es muy escaso lo que no significa que no se deban atender esos casos, pero la ley que ella promulga lo hace desde un tono de necesidad social urgente como si afectara a mucha gente lo que si tendría sentido si su real deseo es despenalizar el aborto ilegal, que no tiene nada que ver con los casos que ella presenta para que se discuta esta ley.

Aunque esta crítica mía no es en contra de ella pero si en contra de su argumento, al menos si quiero decir que no puedo estar de acuerdo con ella en casi nada de lo que propne, ni tampoco con su séquito de promotores de leyes que fomentan la muerte. Aunque se que ella es un ser humano y siente, y tiene sentimientos, y que se subentiende que detrás de lo que ella propone quizás (al menos eso intenta aparentar con cierta benignidad teórica) hay una supuesta intención benigna, pero en realidad esto queda en duda cuando se descubre que esta iniciatia altera, condiciona, afecta y hace peligrar la vida misma, osea genera muerte y lo dice de manera explícita porque propone el aborto y en ningún lado siquiera menciona qué hará con los cuerpos de los niños asesinados, osea, ni menciona que ese cuerpecito que se le mutiló a la mujer era un ser humano, con la misma dignidad y derechos que cualquiera de nosotros, y que también merece asistencia o al menos si han de abortarlo que lo lleven a otra persona o que se incurra en todo lo posible en preservarle la vida como sea. Si van a abortar a un niño, que al menos garantizen que si lo sacan del útero puedan llevarlo a otro lugar en donde pueda susbistir. Si no garantizan eso, entonces el aborto que propone Bachelet es solo una invitación a un asesinato salvaje de seres indefensos e inocentes.

Además, volviendo al caso de las mujeres cuya vida está en peligro producto del embarazo, cuando el feto pudiese presentar esta condición, no siempre se está poniendo en riesgo a la madre, y en los casos que así sea, existe ya un protocolo que todo médico en Chile puede seguir para asistir a la madre y evitar que ella muera. Esos protocolos ya existen, aunque quizás hay un tema legal que al parecer merece o debiera mejorarse, pero no por ello se requiere una ley de muerte como la que Bachelet propone.

Realmente muchos creemos que no solo no se necesita esta ley de muerte que Bachelet busca que se apruebe, sino que una ley que atente contra la vida de otros no debe jamás aceptarse pues va en contra de la misma esencia humana. Lo que pretende Bachelet con su ley es dejar de lado uno de los valores y sustentos que día a día llevamos, respetamos y tenemos en el alma y en la consciencia, a saber, el no matar, el respetar a los otros, aunque sea una criatura en gestación que sabemos claramente que luego que nazca será uno más de nosotros, y de hecho se festeja a cada mujer embarazada y cada parto es una fiesta de alegría. Porqué Bachelet pretende matar la vida?


Peor aún así, aunque el embarazo de una mujer pudiera generarle problemas complicados, hay alternativas que no implican la muerte como por ejemplo en el caso que exista un embarazo por violación (que en Chile al menos estos casos son pocos aunque se plantea que por muchas razones no se conoce la cifra real, la que sería mucho mayor a lo que se piensa). Como ya antes explicáramos citando también ciertos ejemplos, existen otras alternativas de apoyo a estas mujeres que no implica asesinar al feto o criatura inocente que se gesta (sea por embarazo normal o producto de un acto vil como lo es una violación).

No hay argumento que permita matar a un ser humano solo porque su madre fue violada. Se entiende que toda mujer violada (así como su familia y más cercanos) sufre enormemente por el hecho mismo de haber sido atropellada en su intimidad y derechos, y peor aún por el hecho de tener que cargar con un embarazo no deseado que limita su condición actual (familiar, de pareja, etc) o por el hecho mismo de saber que se carga con el feto que es parte hijo del violador y que eso implica recordar el hecho y los taumas y posibles re-encuentros con el padre del niño (el violador) si este exigiera sus derechos de padre. Se entiende que la situación es muy compleja, y lamentamos el hecho y ni siquiera podemos siquiera entender el dolor, la angustia, la falta de apoyo real que quizás estén enfrentando, pero de verdad, y ojalá puedan entender el sentido mismo de lo que busca proponer el mensaje de todo esta publicación, es que se pueda de algún modo rescatar a esa criatura, a ese ser humano gestándose y que no es culpable de la violación y que está totalmente indefenso.


Se que a muchas mujeres violadas el embarazo mismo es una horrible noticia, y que quizás le recuerda el hecho mismo de la violación, pero el aborto en ningún caso ha sido ni será una solución para ello pues eso no solo no ayudará a aliviar la pena y su complicación, sino todo lo contrario, puede ser una nueva fuente de sufrimientos dado que el aborto siempre implica poner en riesgo físico a la mujer embarazada, no solo fisicamente sino muy en especial psíquica y psicologicamente. Es una doble tortura. Se que es un tema que requiere hablar con altura de miras y conociendo el hecho de manera personal para entender el sufrimiento de la mujer violada y de su entorno familiar. Pero pido que de algún modo se busque lograr que esa criatura que ha surgido a la vida no muera. Eso es todo lo que se pide. Este es el sentido último de lo que nos lleva a actuar "no en favor" de la iniciativa pro-muerte de Bachelet. No estamos en contra de Bachelet, sino a favor de la vida, y por ello lo que ella propone nos parece un horror y una tragedia humana.

Me pregunto, "porqué como sociedad no generamos iniciativas que puedan ayudar a estas mujeres mientras siguen su desarrollo de madres (con todo lo que eso significa familiarmente) y la apoyan para que pueda dar a luz y regalar esa vida inocente?". Se que para mucha gente parece una estupidez el solo plantearlo, que parece insensato e imposible que una mujer este siquiera dispuesta a hacerlo. Hay gente que me dirá cómo puedo siquiera mencionar esta posibilidad. Pues bien, por algo se propone, pues es posible y el resultado de ello es que en algún momento, luego del parto, la madre violada pueda, si en ese momento aún así lo desea, entregar su hijo en adopción, pero vivo. Y estoy seguro que ese hijo o hija estará profundamente agradecido por el gesto de esta madre de permitirle haber vivido. Se que proponerlo es fácil, pero entender lo que eso significa, en todos los sentidos de la perspectiva, es muy complejo, pero en realidad si dejamos muchas cosas y pensamientos de lado, el solo hecho de entregar vivo a un niño en adopción, es un milagro, y le da un sentido a la vida que en estos días se ha perdido, en días en donde la promoción de la muerte en TV como las ejecuciones del grupo islamista ISIS se informan no sabemos si a modo de informativo o a modo de entretención.


Por eso no quiero dejar de mencionar un aspecto adicional en toda esta conversación. Aquí siempre se habla solo de la mujer afectada y nunca se repara en el hecho que esa criatura que se desea eliminar es en sí, y sin lugar a dudas, un ser humano inocente y peor aún, indefenso y por ello con derecho a que nosotros conscientes de ello podamos y hagamos todo lo posible para ayudar y evitar su muerte? Falta mucha generosidad en este país (no voy a hablar del mundo en general sino de nuestra realidad más cercana y cotidiana), en nuestra sociedad, el tema es muy complejo pero ciertos grupos le tratan de dar soluciones facilistas que empeoran aún más el cuadro: al dolor le generan más dolor, el que produce la muerte.

Y aunque se que la autoridades se sienten en la obligación de atender temas sociales importantes y profundos, y que estamos tratando de paliar las consecuencias de hechos como una violación (incluso la muerte de una madre si no es atendida a tiempo), quizás vale la pena mencionar que en relación a las causas mismas que se conocen, este gobierno (y la mayoría de los anteriores) no han actuado bien dado que las leyes favorecen a los violadores y el volver a violar les genera a estos poco miedo porque la justicia en este país es muy generosa con el violador y dura con la persona violada. Paradojicamente se dedican muchos recursos para mantener y favorecer a un violador, y casi nada en prestar ayuda a la mujer violada. Peor aún es la situación con las "pocas" madres que se indica realmente quedarían embarazadas por violación.

Quiero hacer notar que culpo a los jueces ni a los legisladores de las leyes que estos siguen y hacen cumplir, pero en Chile el acto de la violación al parecer no se considera un crimen repudiable contra el cual hay que actuar con todo el rigor de la ley, sino que se pierden en defensas y supuestos derechos del violador (y paradojicamente se olvidan de los derechos de los no-natos, osea, de los fetos). Al parecer se ven facilitadas y beneficiadas 
las condiciones para qué más abusos sexuales se cometan, esto por el modo de operar de la justicia chilena. Aquí también hay que ser coherentes y más duros a la hora de aplicar justicia dado que es muy probable que con las condiciones actuales sociales y penales, estos violadores seguirán cometiendo males y habrán nuevas víctimas inocentes que se pudieron haber evitado.

“El proyecto de ley tiene como fundamento un profundo respeto por la vida. Con este este proyecto las mujeres podrán decidir informadamente si interrumpen o no el embarazo frente a tres situaciones excepcionales y extremas”, enfatizó la máxima autoridad del país al hacer uso de la palabra. Y añadió que “se trata de una situación difícil que debemos enfrentar como país maduro. Amamos la vida y nadie quisiera interrumpirla, y menos que nadie una madre”. 

Notar que muchas personas encargadas de centros clínicos, hospitalarios y médicos ya han anunciado que en caso que esa ley de apruebe no llevarán a cabo ni permitirán abortos dentro de sus centros (ver 1 y 2).

Nótese que se indica que la ley tiene como fundamento un "profundo respeto por la vida", pero lo que pretende contradice esta intención ya que su fundamento no es la vida sino la muerte ya que lo que genera con todo aborto es la aniquilación de un ser humano, vale decir, el fundamento del aborto es tecnicamente matar a alguien, y esa palabra mencionada por Bachelet en cuanto a "respeto por la vida" es en sí una falta de respeto mencionarla. Cómo pueden engañar a la gente con esta palabrería? Además, un país maduro no se forma en base a matar seres humanos inocentes e indefensos como es lo que pretende la presidenta Michelle Bachelet con su ley pro-aborto, sino que la madurez está en apoyar a las mujeres embarazadas y brindar primer una o varias opciones pro-vida para salir hacia adelante permitiendo que la vida humana siga em curso y no al revés. Todo acto que fomente la vida es en sí un ejemplo del sentido mismo de la vida, más allá de la situación en sí que conlleva una posibilidad de llevar consigo un embarazo no deseado (por violación), o un embarazo que compromete la vida de la madre lo que en sí ya es duro, doloroso, terrible, pero el experimentarlo tanto como sea posible en sí le da una perspectiva profunda a la vida y al sentido de la existencia de los seres humanos.

Además, no puede decir la Sra.Bachelet que ama la vida si en realidad posteriormente busca que se aprueba una ley que elimine la vida. Esto es una falta de respeto a todos los chilenos. La Sra. Bachelet y su séquito de colaboradores pro-muerte no aman la vida, pues con el aborto no se ama a nadie ya que se le quita la vida. A menos que para ellos la vida sea muerte y la muerte sea vida. y tengamos conceptos cambiados de lo que se supone por definición en todo diccionario queda más que claro lo que es. Se podrá tener diferencias de interpretación de un concepto, pero no puede ser que se llegue a un nivel en el que se acepte lo opuesto a un concepto, en este caso, la muerte.


Entiendo que en algunas cosas varios quizás tengamos los conceptos vitales cambiados o con significaciones diferentes, pero no pueden ser opuestas en sí pues sino comprometen la vida misma y la escencia del concepto "vida" en si. Si es así, todos los chilenos no podemos hacer más que pedir que este grupo de potenciales asesinos (intelectuales) que pretenden gobernarnos deje el poder y ceda el espacio a gente que realmente tenga un profundo respeto por la vida de "todos los chilenos".

Gran parte o casi todo lo que ha indicado la Sra. Bachelet en su iniciativa demuestra que su respeto por la vida tiene en muchos aspectos (sino casi en todos) uno o varios "sinsentidos". Matar a alguien no es respetar su vida, ni amarla, sino destruirla. A los verdaderos judíos, cristianos y musulmanes (entre otras tantas agrupaciones religiosas y espirituales) se les enseña sobre la existencia de una entidad que se llama Satanás, o Satán, o sus versiones diferenciadas en su séquito como Lucifer y otros, que son seres que viven de la mentira, que mienten, que engañan, que alguna vez fueron parte del paraíso pero que decidieron ellos pretender gobernar el mundo y la vida y fueron expulsados por DIOS por crear el mal. Estas entidades están condenadas de manera eterna y solo siguen presentes fastidiando al ser humano e intentando hacerlo caer en actos contra DIOS (Como lo es el aborto), esperando el día del juicio final en el que DIOS llamará a todos y dejará a los benignos en su reino y al resto fuera. Esto nos llama a entender una perspectiva de lo que llamamos la lucha entre el bien y el mal.
Un discernimiento profundo de estas cosas permitirá reconocer que lo que dice Bachelet tiene una profunda influencia demoníaca (quizás ella no lo nota pues no cree en el tema o no ha vivido experiencias paranormales de esta naturaleza que le hagan comprender que los fenómenos demoníacos si existen y a veces son netamente concretos, desde la perspectiva que la gente a visto en TV aunque en su propia realidad y no la que se usa para entretener y hacer películas).

En lo que propone Bachelet hay influencias de lo maligno, pues pretende la muerte (fin mismo del mal), pero la consciente o inconscientemente lo esconde con palabras que "proponen la vida" en base al aborto, osea, ayudamos a un ser humano eliminando a otro. Eso es simple y llanamente asesinato, y por ello es que a Satanás se le llama el "asesino". No es necesario siquiera entender el concepto de la existencia de seres del mal para entender lo que Bachelet pretende o las consecuencias de lo que ella generará si se cumple esta ley.

Aunque sea la muerte de un solo ser humano producto de esta iniciativa de aborto, se habrá cometido el crimen, y el problema no está solo en su cantidad sino primero en la calidad del hecho, un crímen gravísimo.

Para vislumbrar lo malo de la iniciativa de aborto, basta con entender que en el mundo existen actos benignos y actos no benignos, y el asesinato de seres humanos indefensos e inocentes, es uno de los crímenes más viles que se pueden dar en la humanidad. La vida no es muerte, como la muerte no es vida. El discurso de la Sra. Bachelet confunde a la gente, y/o ella está confundida, y/o el diablo la confunde a ella, como diríamos los cristianos que entendemos la existencia del mal y del maligno (me imagino que los judpios y musulmanes también lo entienden así).


Asimismo, agregó que ante estas tres graves causales “hay que tomar una decisión, y no podemos evitarlo, obligando a las mujeres a que carguen solas con las pesadas consecuencias de no poder decidir por causa de una ley, porque atropellamos su dignidad, prolongamos sus sufrimientos y arriesgamos su vida. El Estado, como garante de los derechos de las personas y del bien común, está obligado a crear las condiciones en las cuales esta decisión pueda tomarse para favorecer el despliegue de la vida humana en su más amplio sentido”.

Cuando se menciona que "El Estado, como garante de los derechos de las personas y del bien común, está obligado a crear las condiciones en las cuales esta decisión pueda tomarse para favorecer el despliegue de la vida humana en su más amplio sentido", sorprende entonces que como proposición se ofrezca solo el aborto como solución, osea, para favorecer la vida propone asesinar a niños inocentes e indefensos. Qué contradicción es esta, matar para dar vida. Tiene sentido esto? Los invito a leer entre líneas las intenciones del discurso de la Sra. Bachelet (no sabemos si es de su autoría o ella colaboró o simplemente lo lee en base a un texto que se lo prepararon y qu ella memoriza pero que no entiende lo grave que está pretendiendo), aunque su banda pro-muerte la respalda. El ser humano fue dotado de discernimiento, y diferenciar el bien y el mal es algo fundamental en la vida, del mismo modo diferenciar a los que pretenden la vida de los que pretenden la muerte. Con esta ley, en el fondo mismo Bachelet pretende la muerte de seres inocentes e indefensos. Eso es todo el resumen del asunto, y no requiere dos interpretaciones, pues cuando se ve que a un niño indefenso e inocente lo van a eliminar, no podemos quedarnos de brazos cruzados, a menos que no nos interese escuchar el dolor ajeno y ver como destrozan el cuerpo endeble de una criatura, de un ser humano. dado que ya estamos vivos a varios les da lo mismo lo que les pase a los demás, total, que otros se preocupen si para eso les pagan. Pues bien, a Bachelet y a su grupo se les está pagando para llevar al país por la senda del bien y defender los derechos humanos pero vienen con iniciativas de aborto, osea, asesinato de seres indefensos.


El resultado de la ley de la Sra. Bachelet es una intervención médica de la que resulta la extracción y mutilación y posterior my problable muerte de una criatura indefensa e inocente, su eliminación (como evidencia), la falta de un proceso de defunción, la falta de un digno proceso de restitución como cuerpo (volver a juntar las partes o miembros de la criatura destrozada que la ley Bachelet de asesinato de niños generará), la falta de un entierro digno y misa por esta vida (e individuo y ser humano), la falta de un ingreso al registro como ser humano chileno fallecido durante un homicidio, la falta de un juicio a los médicos asesinos y a todo el grupo médico y ayudantes que acompañe tan horrendo crimen. Este es el resultado del servicio que la Sra.Bachelet pretende dar a los chilenos. 



Qué tiene de benigno todo esto? NADA. Es solo un acto criminal más. Lo que hace esta ley es quitar la dignidad humana de poder vivir, a seres inocentes e indefensos, ni más ni menos: lease asesinato en masa. Aunque se diferencie de lo que hicieron los nazis con los judíos y otros grupos étnicos, tecnicamente también es un asesinato pues el resultado de todo esto es la muerte, gente muerta, la muerte rodeando el lugar, la memoria de haber participado en el asesinato de una criatura indefensa e inocente, el cuerpo de la mujer ya no embarazada indicándole que se le recuerda que dentro de ella hubo una criatura, los sueños posteriores que recuerdan el que se era madre y que ya no se es, el remordimiento, la culpa, la conciencia que le dice "participastes de la muerte de un ser inocente e indefenso que era tu hijo" (sea cual sea su condición, incluso si viene con algún síndrome o patología que no deja de implicar que sea un ser humano digno de respeto), y todo lo que se relaciona con la muerte.



Como seres humanos, no vinimos a participar de tan horrendos crímenes contra la humanidad. Creemos ser inteligentes y civilizados, pero debemos demostrarlo. Lo que pretende la Sra. Bachelet y su séquito con sus leyes pro aborto es invitarnos a participar de una fiesta del horror, una fiesta de la muerte. Quién quiere bañarse de sangre inocente? La comparación con un holocausto, aunque desde una perspectiva distinta, es válida. Esto es una eliminación sistemática, del mismo modo que lo hicieron los nazis, de gente, y peor aún, de seres humanos indefensos y endebles. No podemos dejar impunes a los que cometen tales actos, ni a los que los proponen intelectualmente pues son tan culpables como los que lo ejecutan.


Los derechos de las mujeres están en el centro de esta propuesta, por ello cada una de las causales de interrupción legal del embarazo que el proyecto aborda, exigen la expresión de la voluntad libre de la mujer, sin la cual no puede tener lugar. La manifestación de la voluntad debe ser expresa, previa y escrita, ante el médico tratante. Son capaces de hacerlo las mujeres mayores de 18 años; jóvenes entre 14 y 18, que deben informar a sus padres; y menores de 14 años, con la autorización de su representante legal, y en caso que no se cuente con ella, la niña podrá acudir junto a un integrante del equipo de salud ante un juez de familia para que éste otorgue la autorización respectiva. Cuando se trate de una mujer capaz, pero temporalmente incapacitada, se aplicará la ley Nº 20.584 sobre derechos de los pacientes.

Aquí en el párrafo anterior se mencionan los derechos de la mujer, pero me pregunto si no habrán olvidado que la criatura que llevan en su interior también tiene derechos. Porqué no esperar que esa criatura crezca, nazca, tenga conciencia y pueda responder si desea ser muerta por la ley Bachelet? Total, qué importancia tendrá para la Sra. Bachelet si lo matan en el útero o después, dado que no se nota que ella y sus colaboradores pro-muerte identifican en el feto a un individuo, un ser humano, una criatura, una vida, un ser. Hablan de derechos, exigen derechos, pero se olvidan del derecho supremo que tienen los indefensos a que se les defienda la vida. Eso es maldad, mala intencionalidad, falta de una espiritualidad profunda y falta de un respeto por la vida humana. Y de paso, es falta de respeto al creador de todas las criaturas, DIOS mismo. No seamos cómplices de esta invitación a la fiesta de la muerte de la Sra. Bachelet. Dejemos que baile sola su canción de muerte.


“En una sociedad donde las mujeres son ciudadanas plenas y libres, ni el Estado ni nadie puede obligarlas a tomar una decisión en contra de su derecho y deseo a ser madre. Pero de la misma manera, cuando su decisión es no continuar con el embarazo, por alguna de las tres graves causas mencionadas, el Estado debe entregar alternativas fundadas en sus derechos, en su dignidad y en razones de protección de su vida”, puntualizó la Jefa de Estado.

Si tanto insisten en dar alternativas fundadas en sus derechos, que tampoco olviden los de la criatura que se intenta sacrificar, casi a modo de rito ceremonial de muerte. Existen, y siempre han existido y siempre existirán, alternativas que no impliquen la muerte de nadie, pero en la cultura pro-muerte que rodea a Bachelet, esto no es posible ni debe ser posible. No les interesa la vida, es solo un espectáculo, un show, una forma de doblarle la mano a la vida y de arrogarse el derecho de poder permitir el asesinato, obviamente con lindos eufemismos. Notar que se mencionan "razones de protección de su vida (del de la mujer afectada) pero olvidan los de la vida del ser humano inocente e indefenso que se pretende eliminar. Qué casual olvido, qué conveniente amnesia, recordar solo a la mujer afectada y no a la vida que se está gestando o a punto de nacer. Jamás pensé que una presidenta pudiera siquiera plantear la muerte como alternativa para la vida. Nunca pensé que la Sra. Bachelet estuviera tan perdida en cuanto a valores humanos. Personalmente no puedo creer que hayan llegado a proponer tal solución a problemas de vida, es como querer apagar un fuego con bencina, ya que proponiendo solución generan otra desgracia aún mayor y tremenda.

Para las dos primeras causales, el proyecto señala que se requiere del diagnóstico de un médico cirujano y su ratificación por otro profesional de iguales características, aunque podrá prescindirse de ésta en caso que se requiera realizar una atención médica inmediata e impostergable; y para la tercera, se requiere el informe de un equipo de salud. En el caso de las menores de 14 años, el mantener relaciones sexuales con jóvenes o niñas que no superen esta edad, se constituye como una violación impropia, por lo que no es necesario el informe.

La iniciativa contempla que estas tres causales de interrupción voluntaria del embarazo se consagren como una legítima prestación de salud. También, que el prestador entregue información objetiva a la mujer sobre los efectos de interrumpir el embarazo y las alternativas a dicha interrupción.

Me pregunto porqué, si se menciona la existencia de "alternativas a dicha interrupción", estamos  en presencia de la una iniciativa ley que persigue lograr el peor de los males, matar seres indefensos e inocentes? Porqué no parten defendiendo y mejorando aquellas alternativas a dicha interrupción? Si las menciona, cuáles son y porqué no se enfoca en ellas primero? Acaso hay intención de permitir la vida o se desea terminar con ella a como de lugar?


Además, regula la objeción de conciencia de los médicos, la cual es individual, debe ser previa y por escrito, pero si la interrupción se hace necesaria de forma inmediata e impostergable, el médico no puede excusarse. Las instituciones de salud, púbicas y privadas, no pueden hacer la objeción de conciencia como tales.

Nótese que aquí se obliga al médico a ejercer un acto que está fuera de su ley, de su promesa hipocrática por la vida, osea, el buscar la vida por sobre todo. Pero obligar a alguien a que se haga parte de un asesinato, es parecido a lo que ocurría en la alemania nazi, en donde le decían a alguien que le disparara a un judío, pues sino se le aplicaría el máximo rigor de la ley, y en esa época incluso era una pena de muerte casi inmediata. Notar que no se le permite al médico excusarse. De qué libertades estamos hablando entonces si se obliga a alguien a cometer un crímen? (leer lo que propone el rector de la PUC en entrevista del día 01/02/2015 a la tercera)

Cabe destacar que entre 1931 y 1989 el ordenamiento jurídico chileno contemplaba la posibilidad e interrumpir legalmente un embarazo. Actualmente, todo tipo de interrupción del embarazo está penalizado, tanto para la madre como para el médico. Gran parte de los organismos de Naciones Unidas han hecho numerosas recomendaciones al Estado de Chile, considerando que la prohibición absoluta de interrumpir el embarazo constituye una violación al derecho a la vida y el derecho a la integridad física y síquica de las mujeres. “La propuesta que hoy día presentamos se enmarca también en los compromisos que Chile tiene con el Derecho Internacional en materia de Derechos Humanos, y que no podemos seguir rehuyendo”, acotó la Presidenta de la República.

Notar que las recomendaciones no implican obligatoriamente incorporarlas, menos aún si implican la muerte de seres humanos inocentes e indefensos que supuestamente nuestra constitución y leyes defienden y que son parte de la base que le da sentido a un país y a una sociedad, basada en la vida y no en la muerte. Notar que se menciona una violación al derecho a la vida de la mujer, pero resulta curioso que no mencione la violación al derecho a la vida de la criatura en gestación. Qué importa lo que digan organismos extranjeros si es que invitan a la muerte de inocentes e indefensos solo por buscar que otro derecho a la integridad física y síquica de las mujeres se respete? Aquello del derecho a la vida de una mujer no está en duda entre los médicos, y no es siquiera necesario decirles qué deben hacer si la madre está en riesgo vital, de hecho intentarán en lo posible de evitar la muerte de ambos seres, del de la madre y de su hijo en gestación, a saber dos vidas y no una.

Al finalizar, la Mandataria hizo un especial llamado a los legisladores: “La forma en que debatamos esta ley es tan importante como su resultado. Necesitamos fortalecer los derechos de las mujeres, pero necesitamos también fortalecer la calidad de nuestro dialogo político. Y sé que la ciudadanía seguirá de cerca los debates y juzgará la altura de miras del mismo. Pido que el trabajo legislativo sea encarado con actitud de diálogo, sobre la base del respeto mutuo y la tolerancia”.

Nótese que la presidenta llama a fortalecer los derechos de las mujeres. Si es así, es bueno recordarle a la presidenta que existen dos géneros físicos, sexos, en toda la especie humana, a saber hombre y mujer. Cada vez que ella pretende legislar para abortar a un feto en formación, puede estar paradojicamente atentando contra el derecho de una mujer en caso que el feto muestre esa característica, ese sexo. Entonces, cómo defender el derecho de la mujer si para ello se pretende eliminar el derecho a la vida de otra mujer que se está gestando en el útero materno?


Final y simplemente quiero mencionarle a la presidenta las palabras que se dice que Jesús habría dicho a sus apóstoles en relación a aquellos que intenten hacer daño y escándalo a los niños, porque estas criaturas indefensas podemos entenderlas como bebés, niños, etc. Aunque su interpretación puede ser amplia, tanto para mencionar a los violadores de niños, o a los que llevan a los niños a cometer actos en contra de la ley de DIOS, lo que se dice que Jesús dijo (según Mateo 18:6) es solo una advertencia para entender lo importante que son los niños para Jesús, el hijo de DIOS, cuando dice:

"Pero al que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le sería que le colgaran al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que se ahogara en lo profundo del mar".

Sra. Bachelet. Asesinar a un ser humano indefenso e inocente es un crímen de los peores y si Ud. lee lo que propone es justamente esto lo que invita, a matar seres inocentes. Ese es un pecado terrible, una abominación, lo peor del ser humano, y es un crimen que debe castigarse y no hay cargo ni fuero que pueda impedir que se arreste a gente que ha participado intelectual y fisicamente en un asesinato, sea un aborto o lo que sea.

Y si no se castiga en esta vida (o en este mundo como se diría de otra forma) tenga por seguro que lo será luego de su muerte y créame que nadie le desea mal a nadie pero Ud. se lo está deseando a Ud. misma y a todo el grupo que la apoya en esta nefasta iniciativa.

Acaso no tiene miedo a lo desconocido? Acaso cree que lo que hace quedará impune? Acaso cree que nunca la llamarán a juicio, sea en este mundo o en otro? A varios de nosotros no nos engañan los eufemismos que Ud. ocupa en esta iniciativa para lograr el aborto. Ud. no está defendiendo la vida, la está poniendo en riesgo y de la nada ha pasado a ser un peligro para la sociedad, en especial para los seres no natos y para las embarazadas pues un aborto siempre tiene una probabilidad de poner en riesgo a la mujer y en varios casos perder el útero o peores situaciones clínicas aún. Ud. es de profesión médico así que creo que no es necesario mostrarle la evidencia científica en este sentido.


De todo corazón, y entendiendo que todo ser humano a veces se equivoca pero que es capaz de reconocer sus errores, recapacitar y corregir el camino extraviado, y suponiendo que Ud. realmente no tiene malas intenciones, l
a invito a dejar de lado iniciativas que promueven la muerte de seres inocentes e indefensos, seres que si los deja nacer llegarán a tener algún nombre, ser seres humanos con los mismos derechos que Ud. y todos nosotros, que pueden llegar a sonreir y amar y aportar en la sociedad con trabajo y esfuerzo para hacer de este mundo un mundo mejor y en donde la vida tenga cada vez más sentido y palabras como el aborto algún día puedan borrarse del diccionario y ser parte del pasado. No olvide que existen otras alternativas al aborto que a Ud. varios de nosotros nunca la hemos siquiera escuchado mencionar, y que realmente merecen mucho más dedicación y apoyo que una simple iniciativa de asesinar a seres inocentes e indefensos, lo que constituye un crimen. 

Si no considera lo anterior, le pido que porfavor reciba a bien la invitación a repensar si en realidad tiene la altura moral y ética, y muy en especial el nivel espiritual mínimo que se espera de todo ser humano, para preguntarse si tiene el derecho y el poder de atribuírse el quitar la vida a seres indefensos en el útero humano. Esos seres podrían también llamarse Michelle como Ud., y merecer tanto respeto y cuidado como cualquier ser nacido, o acaso me va a decir que no son seres humanos? Lo olvidó?

Y si esto último no la satisface, le pido que piense si está en sus cabales (lo que implica tener criterios y juicio mínimos), para seguir dirigiendo a un país que pretende crecer con todos los chilenos y quienes viven en nuestro país, defendiendo la vida y promocionándola. Con una iniciativa de aborto Ud. está incitando a la duda, llamando la atención respecto a sus verdaderas intenciones (al menos las actuales, las de ahora que propone esta iniciativa fatal), está dando señales en el sentido que no le interesamos todos los chilenos, los nacidos y los no-natos así como sus madres embarazadas.

Nosotros no somos nadie para imponer nada a una mujer, pero si podemos al menos hacer todo lo posible para hacer valer los derechos de los seres humanos, que por razones misteriosas o no tan misteriosas han llevado a la gestación de un ser humano en el útero humano. Es antinatura que Ud. proponga e imponga que una niña embarazada deba abortar, es anti-natura que Ud. proponga e imponga que una criatura en gestación, por el solo hecho de que pudiese no tener muchas posibilidades de nacer y/o de mantenerse vivo, deba ser eliminado antes de que ocurra el parto. Es antinatura que Ud. proponga e imponga que una mujer embarazada deba dejarse someter a un aborto por un posible riesgo de muerte cuando en realidad hoy en día esas causales si se atienden (aunque coincido que merecen mayor claridad legal y quizás mayor aclaración médica), pero proponer el aborto en vez de otras alternativas que son lejos más afortunadas y de vida, y lejos más probables de ocurrir que un caso para el aborto, lo considero dudoso de su parte. Me sorprende de Ud., y aunque leímos en su campaña que Ud. pretendía tocar este tema nunca pensamos que fuese Ud. una de las mayores promotoras. Decepciona enormemente lo que hace Ud., aunque se le respeta su punto de vista aunque varios no podemos compartir iniciativas que producen la muerte de seres indefensos e inocentes.

Ud. está dando miedo Sra. Bachelet, pues recuerda la búsqueda de sistematización de la muerte que procuraban ciertos partidarios de ideología totalitaristas.

No es sano ni benigno lo que Ud. y su grupo de promotores pretende, aunque lo encubra de lindas palabras y eufemismos, pues la muerte de seres humanos no se acepta ni se puede aceptar en ningún lado en donde prevalezca el respeto a la vida y a la dignidad humana. Ud. ha sido tremendamente desafortunada en defender el aborto, Ud. y su grupo pro-muerte. Ud. inspira suma desconfianza. Quién sabe qué entidades la rodean? Claramente, la vida y la belleza de la vida no la rodean ni a Ud. ni a sus colaboradores en esta ley.

Medite lo que significa simplemente proponer eliminar una criatura indefensa e inocente desde el único lugar que hasta ahora y desde todos los tiempos ha permitido el florecimiento de la vida, el útero materno. Rezaré por Ud. y los suyos, para que pueda volver a la vida.

Y si todavía esto no la remueve, le invito a escuchar el testimonio de una mujer que cuando estaba en el útero de su madre fue tratada de abortar con suero salino pero que sobrevivió e incluso dió testimonio de este hecho que pudo investigar de su propia vida, como muestra Gianna Jessen, la mujer que sobrevivió al aborto salino de su madre en https://www.youtube.com/watch?v=7QdLsoCqfQo

Ella indica que "La sorpresa de todos es que no nací muerta. Mi madre abortó con 7 meses de gestación pero lo mejor fue que el médico abortista tuvo que firmar mi acta de nacimiento. Les hablo a las feministas radicales que se ponen de pie y gritan, sobre cómo mis derechos se violaron aquel día"

Respetar la vida humana es una virtud inmensa, y prioritaria en días en que la vida ha perdido trascendencia, significado y valor. La vida no es un objeto, una criatura en el vientre materno no es una cosa que pueda extraerse, es un ser en potencia, una demostración de que la vida tiene un origen misterioso y sobrenatural y cuya inteligencia supera en todos los sentidos nuestra diminuta capacidad para entender lo Divino. Pasar a llevar las leyes divinas es algo que no se le desea a nadie, pero que es un tema entre DIOS y aquellos que pretenden pasar a llevar su autoridad como lo hizo Satanás o Satán, ser mitológico que representa la encarnación suprema del mal, personificada en el ángel caído que desobedeció y se rebeló contra los mandatos de Dios. Lo satánico se relaciona con el deseo de muerte, de pasar a llevar todo lo indefenso e inocente, de pasar a llevar todos los derechos de los demás, de imponer sus deseos por sobre la bondad humana, de pasar a llevar las leyes de la naturaleza (las entendamos o no) que DIOS creo.
La invitamos a respetar la vida humana en todo su espectro y buscar alternativas a problemas relacionados muy serios pero desde una persepctiva que favorezca la vida y no la muerte.

Muchas gracias por leer este largo mensaje que si no hubiera sido por su tentación de aprobar el aborto, jamás siquiera hubiéramos tenido que encontrarnos en esta situación tan indeseada.

Aún así, le deseo todo lo mejor y que DIOS la bendiga a Ud. y a su familia, así como a todas las mujeres embarazadas y a los seres humanos que han sido confiados en sus úteros maternos.


Atte. 
Michel 
esiomajb@gmail.com 
Edición: 020215
Re-edición: 030215
Fín del artículo! Nota para meditar: Al pasar vio Jesús a un ciego de nacimiento y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿que pecados son la causa de que este haya nacido ciego, los suyos o los de sus padres?" Respondió Jesús: No es por culpa de éste, ni de sus padres; sino para que las obras del poder de DIOS resplandezcan en él". (Este mensaje va en cada artículo de la blog)
...